Diluvio

22 julio, 2012 at 1:53 pm Deja un comentario

Hoy llovió,
llovieron las letras de tu nombre.

Golpeaban furiosamente el techo de mi casa,
tanto, que salí sobresaltado creyendo
que era granizo.

Vi que rodaban por los desagües
y formaban charcos en los patios.
Inundaban los zaguanes y las alcantarillas.

Arrastraban todo a su paso,
hacían crecer los ríos
y hasta el nivel mismo del mar.

Me enteré que era un diluvio
y busqué la cima más alta
donde sabía que estaría a salvo,
pero fue inútil
porque el diluvio no venía del cielo
sino de mis ojos.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

Por Vos Soy Pequeño Honduras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: