Llanto

12 junio, 2013 at 8:53 am Deja un comentario

Vengo a entregarte la más nítida
calidad de llanto,
la mitad de mi sonrisa mutilada,
las palabras,
las miles de palabras atrapadas
las que nunca llegaste a amar.

Te entrego también la humedad salitre
y la blandura de mis órganos vitales
los que nunca pudiste violar
porque hasta hoy su marco fue
intocable.

Te entrego mis miradas distantes,
mis pasos lentos,
el frío mortal de mi vientre,
mi sensación de pececito ahogado,
mi terror de condenado a muerte.

Te entrego todo esto
porque ya no es mío
y si se va conmigo
no sobrevivo.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

Atardeceres Cauce Interno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: