Cauce Interno

15 junio, 2013 at 12:05 pm Deja un comentario

                                                        O the joy of that vast elemental sympathy which
                                                        only the human soul is capable of generating
                                                        and emitting in steady and limitless floods.

Walt Whitman

Se ve que los seres
buscan la felicidad extraviada.
Unos la trazan despacio,
otros la compran ya armada.

Aún más la sueñan venir
al lomo de una bestia alada
o saltar de un sombrero
como por arte de magia.

La felicidad no se hace,
ni se compra, ni se halla,
ni es el fruto quimérico
de algún cuento de hadas,
sino que emana incesante
del alma leve del que ama.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

Llanto Códices

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: