Espejo de la Oscuridad

20 junio, 2013 at 12:17 pm Deja un comentario

No es fácil reconocer la alegría
después de contener el llanto mucho tiempo.
Roberto Sosa

En el espejo de la oscuridad quepo
de un crater glacial nazco
de los pasillos lunares salgo
arrastrándome en su blancura
dejando un rastro inmunde al pasar
chorreando sangre a borbotones
sobre nuestro amor antiséptico.

Sólo el dolor conozco como remedio
sólo un zarpazo brutal
podrá evitar que me derrumbe
sólo el sabor salado de mis lágrimas
podrá impedir que mueras de sed.

Porque remiendo las grietas de mi caparazón
reconozco el sol.

Después de la conmoción más sísmica
sé abrir ventanas.

Sigo el humo a la zozobra donde
renacen los escombros.

Pero la bruma de hoy desecha mis fragmentos
a la deriva
desorientados sin tu rescate
—porque sólo lo esparcido se puede juntar—
de la despiadada embestida con que los disuelve el mar.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

La Belleza Fugaz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: