Los Angeles

30 octubre, 2013 at 11:57 pm Deja un comentario

Vivir en Los Angeles es duro
Félix Aguilar

Los Angeles no existe
o, mejor dicho,
Los Angeles es una ciudad deshabitada.

Los tranvías transitan entre la nada,
y las calles son puentes quemando el vacío.

Grandes escaparates iluminan formas
ligeramente humanas
atrapadas
por el filo brillante de las esquinas.

De vez en cuando se escucha la risa lejana
de un niño
o el llanto callado de una mujer,
como en sueño.

Cabe decir también que en Los Angeles
todo sucede (y se suele viajar)
entre cuatro paredes
o entre los confines de un televisor.

Todo es espacio contenido
comprendido sólo por las amplias
sonrisas de oro de las carteleras.

Los carros (tejido de la espera)
se buscan entre sí
inmutables
con luces meláncolicas
mientras se hunden,
uno por uno y sin saberlo,
en un valle sin salida.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

Este Arbol Tu Retrato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: