El Sol

15 febrero, 2014 at 9:16 pm Deja un comentario

El día que moriste
el sol salió
y calentó mi cara,
y el sol pintó el día
con su luz.

Y para mí, se paró
el universo.
Las olas se pararon
y mi corazón bombeo dolor.

Mi universo
se convirtió
en una maraña
de recuerdos.

Te recuerdo jugando,
chisteando,
sonriendo.

Y así como el sol,
tu recuerdo me
sigue calentando.

Félix Aguilar

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

Mujer Escondida Tulipanes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: